Sector construcción se sacude de la crisis

Cantidad de metros cuadrado tramitados ante el CFIA muestran signos de optimismo.


Por Andrea Rodríguez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Camino a Jacó, en el cantón de Garabito, en la provincia de Puntarenas, todavía es posible observar algunas edificaciones en obra gris que acumulan años de deterioro.

Se trata de torres de condominios que se han convertido en íconos de la recesión económica que vivió el mundo para los años 2008 y 2009, y que afectó también al sector de la construcción a nivel nacional.

De acuerdo con el estudio “Costa Rica: Impactos y lecciones de la crisis internacional 2008 – 2009” elaborado por la Universidad de Costa Rica (UCR), en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el número de metros cuadrados de construcción en el país cayó un 38% solo en 2009, después de crecer a tasas superiores al 10% anual en los años previos a la crisis.

Una región como la Chorotega (provincia de Guanacaste), la segunda más afectada por la crisis luego de la región Central, reportó que el número de obras construidas en 2008 cayó un 14% respecto a 2007, lo que representó cerca de 886 construcciones menos.

Es más, para el año 2009, en dicha región se construyó un 38% menos que en 2008 y un 47% menos que en 2007, es decir, casi 5,100 obras menos para el periodo en discusión, añade el mismo informe.

Hoy, más de ocho años después, el sector construcción no canta victoria. Si bien otros elementos coyunturales se han sumado a la lista de obstáculos que ha debido sortear el sector, este sigue luchando por mostrar sus mejores números posterior a la afectación de la recesión mundial.

Según datos aportados por la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), este 2016 el país por fin ha logrado alcanzar la cantidad de metros cuadrados tramitados que se lucían en los años previos a la crisis.

Para el periodo comprendido de octubre a setiembre del presente año, se han tramitado 7.619.871 metros cuadrados ante el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), cifra hasta superior a la tramitado en el mismo periodo del 2008 (7.537.208). Los datos incluyen información sobre nuevas edificaciones, remodelaciones y ampliación.

Así las cosas, el sector se muestra optimista y, sin certeza clara, prevé que los años venideros aporten a hacer crecer los números y que se logre afianzar una tendencia clara de recuperación.


Costa Rica en crisis

La crisis de 2008 y 2009 fue originaria en Estados Unidos.

Eduardo Lizano, ex presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR) en su escrito: “La crisis económica internacional y Costa Rica, ¿gripe o pulmonía?”, la explica como la mayor crisis internacional que vivió en ese momento el mundo, solo superada por la de los años 30.

El mercado de hipotecas de vivienda fue el detonante, infectando posteriormente a todo el sector financiero; desde la banca de inversión y comercial hasta las compañías de seguros y los puestos de bolsa.

“Apenas la economía de Estados Unidos cae en crisis, los demás países - desarrollados, emergentes, subdesarrollados unos tras otros, son arrastrados, ellos no pueden evitar la crisis y caen también presa de ella. Se trata, para efectos prácticos, de una crisis económica global que abarca, literalmente, los cinco continentes”subraya el escrito elaborado en junio del 2009.

Costa Rica no fue la excepción de los destinos tocados por la crisis.  A nivel nacional, la afectación no permeó únicamente al sector de la construcción, sino que quedó evidenciada en muchos otros indicadores.

El desplome en las exportaciones y la caída en la instalación de inversión extranjera directa lo demuestran.

El informe de la UCR lo respalda: Las exportaciones nacionales se desaceleraron en el año 2007, prácticamente no crecieron en 2008 y decrecieron un 9,3% en el año 2009.

Al tiempo, que la producción y el empleo también sufrían una contracción.

El Banco Mundial, en su publicación From Global Collapse to Recovery menciona que, según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en América Latina el desempleo subió de 7% a 8,2% de 2008 a 2009 como resultado de la recesión, mientras que en los países desarrollados y en Europa Oriental subió 2,4 y 2 puntos porcentuales respectivamente.

Claro está, el sector construcción a nivel nacional fue tildado como de los que sufrieron los mayores embates de la crisis.

Mónica Castillo, economista y directora de Investigación y Desarrollo Técnico de la Cámara de la Construcción, explicó que previo a la crisis económica del 2008, el sector construcción mostraba grandes crecimientos en los metros cuadrados de construcción tramitados.

“En 2006 y 2007 se evidenció un crecimiento de 69,6% y 22,0% respectivamente, crecimiento que se comenzó a desacelerar en el 2008 con un aumento del 11,3% y que mostró tasas negativas los dos años posteriores con decrecimientos de -34,2% y -6,7% para 2009 y 2010 respectivamente”.  Veníamos creciendo menos, siempre con números positivos, pero cada vez menos”, puntualizó Castillo.

Otro indicador como el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) medido por el Banco Central, y que dimensiona lo que realmente ejecuta (construye) el sector, también mostraba tasas de variación interanuales positivas previo a la crisis económica del 2008, llegando a crecer un 24,5% en mayo del 2007 de forma interanual, con la construcción privada creciendo 36,2% y la pública un 6,7%.

Sin embargo, con la crisis, el IMAE de construcción se desaceleró, empezando a mostrar tasas negativas de marzo del 2009 hasta octubre del 2011, lo que implicó 32 meses de desaceleración de la actividad económica en la construcción, llegando a decrecer un -6,4% en febrero del 2011.

“El sector construcción es el primero que cae ante una crisis y de los últimos que se recuperan”, continuó Castillo.


Lea también:

¿Saturación en vivienda? Depende de quién


Construcción va por más

En los años posteriores a la crisis el sector ha luchado por revertir los números, y parece que en cierto modo lo logra, pero muy lentamente.

En cuanto a los metros cuadrados tramitados, este 2016 refleja los mejores números desde la crisis.

“Para este año, tal cifra se vio incrementada en un 17,6% con respecto al 2015. En un periodo anualizado de octubre a setiembre.  Es el subsector de comercio y oficinas el que muestra los comportamientos más positivos durante el último año, con cifras de crecimiento del 28% y 22%, respectivamente.”

Al mismo tiempo, un sub sector como el de vivienda, también refleja números positivos, con aumentos del 15% este 2016 en comparación con un año antes.

En el caso de vivienda, los números son más que alentadores, pues es el sub sector que más peso tiene según tipo de edificación.

El economista Luis Diego Herrera, Analista Económico del Grupo Financiero Acobo, no pierde de vista que también deben de analizar otros efectos más allá de la crisis, pues otros elementos también se han conjugado para venir a complicar aún más al sector.

“Recordemos que el camino ha habido algunas restricciones al crédito a nivel nacional por una entrada masiva de dólares al país, entonces también complicó en su momento al sector. Es decir, si el sector no ha terminado de recuperarse no ha sido solo efecto crisis”, dijo Herrera.

Así, los retos todavía son claros, y el propio IMAE lo refleja.

Si bien el comportamiento de los metros cuadrados tramitados invita a pensar con optimismo, lo que ha llegado a finalmente edificarse es lo que invita a la cautela.

Actualmente el IMAE construcción está mostrando una gran desaceleración cumpliéndose casi neuve meses de decrecimiento en el indicador. Solo en agosto de 2016 la caída es de un 12,7% en la  construcción total.

Si por sector se analizaran los datos, la construcción pública y privada cae a un ritmo del 0,2% y -13,4%, respectivamente.  

En el caso de la obra pública, el propio Banco Central reconoce que la carencia de proyectos de alto impacto para el sector como el desarrollo de City Mall en Alajuela o el mismo proyecto hidroeléctrico Reventazón, impactan al sector.

Aunado a ello, el sector no quita el dedo de la llaga, y la persistencia de procesos engorrosos y excesivos, y los altos costos en mano de obra, no dejan de ser un desincentivo.

Obras en camino como la ampliación de la ruta 32 (hacia el Caribe de nuestro país) dan oxígeno al sector.

Al mismo tiempo, una eventual reforma fiscal, con la transición a un eventual impuesto de valor agregado (IVA), sería algunos de los elementos que podrían afectar la tramitación y la construcción efectiva, según la propia Cámara.

Así las cosas, y por el momento,  el  futuro del sector es impredecible pero las expectativas se aferran a un panorama positivo.


Lea también:

Costa Rica crea reglamento para impulsar obras con alianzas público-privadas

 

Share this article

Inicie sesión para dejar un comentario

¿Quiénes somos?

Única revista especializada que ofrece información contundente, de forma bimensual, sobre la industria inmobiliaria tanto local como regional.

El principal objetivo es promover al sector mediante una propuesta diferente, difundiendo contenido relevante, siempre con una visión especializada acerca de la cadena de valor al público inversionista del más alto nivel.

+ Información

Contacto

Departamento Comercial:


Emailinfo@inversioninmobiliariacr.com

Teléfono506 2505 5403

FacebookInversión Inmobiliaria

DirecciónDe la rotonda de Multiplaza, 600mts al oeste, mano izquierda Edificio VMG, Guachipelín de Escazú, Costa Rica.

 

Artículos recientes

Boletín

Suscríbase a nuestro boletín informativo y reciba las más recientes noticias del mercado inmobiliario.